Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011

                              Ratzinger

Amar en tiempos... de crisis 

 

Lavisita del Papa Benedicto XVI, o Joseph Aloysius Ratzinger, representantemáximo de la Iglesia Católica del Vaticano, supondrá un coste total de 50millones de euros. Esta cifra ha sido financiada en gran medida por el gobiernoespañol, que predice el evento como “de interés especial”, y en segundainstancia por empresas patrocinadoras que especulan con la posibilidad deobtener una cuantía económica superior a la invertida.

Cuandoesta visita a un estado democrático y declarado constitucionalmenteaconfesional se produce en tiempos de crisis, duele especialmente si toca elbolsillo de los contribuyentes, el bolsillo de usted y el mío, y lo que es peoraún, de aquellos que han sufrido de primera mano el cruel golpe del desempleo,del embargo, de la disminución de su salario, del aumento indiscriminado de losimpuestos, del brutal recorte de libertades laborales o del rescate con elúltimo tintineo de su bolsillo de la misma banca que le estrangula.

¿Porqué en un Estado dónde legalmente no se hace oficial ninguna religión se debefinanciar siempre a la católica con fondos públicos? Nadie le pregunta a ustedsi está o no de acuerdo en usar su dinero para financiar una visita por todo loalto de un ente religioso, directamente le meten la mano en el bolsillo y siusted protesta (porque recurrir no está permitido) le responden “esto es buenopara todos”.

¿Quépasaría si la visita se produjese con las mismas reglas, mismos fondos y mismoescenario pero con un líder de otra religión? La respuesta la conocemos deantemano, ya que en un ESTADO CONSTITUCIONALMENTE ACONFESIONAL sólo sefinancian los grandes actos de la Iglesia Católica, que requieren de un granesfuerzo económico del contribuyente español, sea o no creyente de ésta ocualquier otra religión, agnóstico o ateo.

Unavez más me pregunto, ¿dónde queda la austeridad y la humildad que predicó aquélpersonaje histórico llamado Jesús hace más de 2011 años? En su lugar grandesdespilfarros y grandes demostraciones de poder autoritario han sido elestandarte a lo largo de la historia de la Iglesia Católica cristiana. Nada hacambiado a estas alturas, en el futuro que ya vivimos y que desde hace décadas preveíamoscomo de grandes avances tecnológicos, en un siglo XXI tan adelantado paraalgunas cosas pero aún estancado en los grandes abusos del pasado.

Ysi alguien piensa que es un acto para todos los católicos, debería darse unpaseo por esas iglesias de las zonas más pobres de Madrid, situadas en Vallecaso en la Cañada Real, entre otras, donde sus curas, junto con su labor social ysus parroquianos, han sido sistemáticamente marginados y censurados porapartarse de tanta ostentación. Ahora esas voces católicas disidentes criticaneste nuevo despilfarro del Vaticano apoyado por el arzobispo de Madrid, quienles hace invisibles ante los medios de difusión no independientes, RoucoVarela.

Enmi humilde y austera opinión, sobre la visita del Papa sólo me queda decir quebienvenido sea, pero con el dinero de su bolsillo y con sus propios medios,aunque eso, al fin y al cabo, nunca lo llegaremos a ver, porque los fondos quese utilizarán seguirán siendo los mismos pero de distintos bolsillos, ya sea delos españoles o de los de cualquier otro lugar donde te permitan meter la manocon un argumento tan miserable y desvergonzado como que se trata de un “eventode interés especial”.

Seguro que el Papa vuelve a pedir a los creyentes ayuda económica paralos más desfavorecidos del mundo. Que triste ironía… 

 

REVOLUCION_CHE

 

 

 


Tags: Benedicto XVI, Ratzinger, Papa, Rouco Varela, JMJ, Madrid, Vaticano

Comentarios
Publicado por Antonyo18
Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011 | 19:55

No me deja comentar lo que quiero, me da error...

Publicado por Antonyo18
Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011 | 19:57

Me alegra volver a ver artículos nuevos en el blog. Probablemente el coste de la visita del Papa a nuestro país sea alto, sin embargo seguro que vale la pena ya que los beneficios serán mucho más elevados que los costes. Me gustaría poner un ejemplo actual. En Septiembre de 2011 se juega la semifinal de la copa Davis de tenis, que enfrentará a España vs Francia, en Córdoba-España. Ese fin de semana jugarán en esta ciudad tenistas de la talla de Nadal, Verdasco, Almagro, Feliciano... El coste inicial para la ciudad es elevadísimo, aún más dados los tiempos que corren --> 700.000 euros aproximadamente. Los beneficios esperados son de 15 euros por euro invertido. Además, este evento promocionará una ciudad que lo necesita enormemente.

 

Publicado por Antonyo18
Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011 | 19:57

Quizá, este artículo debería hacernos reflexionar sobre el modo en que se obtendrán parte de los beneficios en la JMJ 2011 de Madrid. Agua bendita, velas con la cara de Benedicto XVI, fotos, artículos "oficiales" de bajo coste con un precio excesivo. Aún hay gente que compra y vende fé y esperanza, este es el punto más escamoso en mi opinión.

Por otra parte, este evento supone un nuevo impulso para Madrid y España en su conjunto, una ventana llena de oportunidades que hay que aprovechar.

Publicado por REVOLUCION_CHE
Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011 | 20:28

Esta tarde está fallando mucho el servidor. Lo siento.

No suele pasar muy a menudo.

Publicado por REVOLUCION_CHE
Mi?rcoles, 17 de agosto de 2011 | 20:32

 

Parece ser que está funcionando muy mal el servidor, es cosa del sitio donde alojo el blog (miarroba.es). Espero que se solucione en breve.

Gracias por participar.

Publicado por Despistado
Martes, 06 de septiembre de 2011 | 19:10

Personalmente, creo que traer a esta persona al país ha sido lo peor que han podido hacer. ¿Tanto dinero sólo para que venga? Y no es sólo "los gastos de envío" sino también su estadía y lo que ya cobra de por sí, ¿desde cuando alguien que habla por Dios cobra a sus seguidores? No hay remedio.

En fin, lo veo una exageración, y por mucho que el turismo aumente y los gastos y inversiones sean proporcionales España seguirá estando en crisis...