Lunes, 22 de septiembre de 2008
Los Sin techo en la ciudad de Fresno, CaliforniaLa actual administración del gobierno de Bush, ha lanzado un plan económico, 700 billones de dólares para rescatar el sistema financiero que ha pasado toda una semana en una turbulenta y precipitada caida, generando una crisis económica sin precedentes no solo en Wall Street pero en otras partes del mundo y sus respectivas bolsas de valores. De acuerdo a diferentes medios escritos de la prensa, Bush ha confesado no haberse dado cuenta que tan grande era el problema económico que afecta a los Estados Unidos; el hombre estaba sobrio finalmente. Bush ha pedido al congreso permitirle el uso de $ 700 billones para comprar los malos créditos de las instituciones financieras de el USA, la mayor cantidad en varias décadas para resolver la crisis económica podría incrementar la deuda nacional de $ 10.6 Trillones a 11.3 Trillones de  dólares.

Mientras tanto John McCain manifiesta de forma contundente que "los fundamentos de la economía estadounidense se mantienen fuertes". Quizas se refiera a los fundamentos de los socios de Wall Street que los mismos gobiernos republicanos han sostenido son sus bases. No por nada en la coreografía de las elecciones de este año, el tema central de discusión y debate ha tomado un giro alrededor de los conceptos económicos. A comienzos del 2006, muchos de los seguidores y defensores incondicionales de las doctrinas del neoliberalismo, clamaban: no hay crisis, la crisis económica era un mito urbano. Hoy es peligroso repetirlo, hay una campaña electoral.

Ralph Nader autor de “ The Seventeen Traditions ” manifestó el 20 de agosto en un articulo traducido y publicado en Rebelión, refiriéndose a la codicia y demencia en Wall Street (1):

“Mi padre preguntó hace muchos años a sus hijos durante la conversación en la mesa de comer: “¿Por qué sobrevivirá siempre el capitalismo?” Su respuesta: “Porque siempre utilizará al socialismo para salvarlo.” Como pequeño empresario (dueño de un restaurante), no se refería a los chicos en la calle principal. Hablaba de los Peces Gordos. En la actualidad, llamamos a esos directores ejecutivos “capitalistas corporativos.”

Y prosigue:

Más y más capitalistas corporativos dentro y afuera de los mercados financieros no quieren comportarse como capitalistas – dispuestos a aceptar las pérdidas junto con los beneficios. Quieren que Washington, D.C., es decir ustedes los contribuyentes, paguen por sus instalaciones (como grandes estadios deportivos) o acepten sus pérdidas porque creen que son demasiado grandes como para permitir que fracasen (como en el caso de los grandes bancos o compañías industriales).

Como indica Ralph Nader, en ese mismo artículo:

“Esos capitalistas corporativos deberían ser denunciados cuando siempre dicen que el gobierno es el problema cada vez que actúa para ayudar a la gente de a pie con regulaciones sanitarias y de seguridad, por ejemplo, pero que el gobierno es maravilloso en cuanto llama a los burócratas a realizar misiones para rescatarlos de su propia codicia y demencia.”

Pobreza en los Estados Unidos.Ya que estos mismos capitalistas corporativos deberían asumir las perdidas que ellos han provocado al convertir el Wall Street en un Casino, jugando con el dinero de la propia población, las cuales son las que al final absorben estas perdidas. Toda este mismo plan para rescatar empresas como la Lehman Brothers serán finalmente pagadas por medio de los impuestos que los contribuyentes están obligados a pagar. Aun a costa del deterioro de los pocos beneficios sociales que cada día reciben menos financiamiento estatal.

El deterioro de la calidad de vida de los habitantes estadounidenses se hace cada día mas notorio.

Un estudio realizado por la Coalición Nacional para personas Sin Hogar (conocida por sus siglas en ingles NCH), reporta que el problema de personas sin casa había empeorado desde Abril del año 2007, para el presente se auna el incremento de los precios de Alimentos y el precio de la gasolina, en un ambiente en donde el porcentaje de desempleo es cada vez mas alto.

Michael Stoops director ejecutivo de NCH, manifiesta que es claro que se ha incrementado la pobreza y el porcentaje de los sin techo. “La economía está en un caos, estamos en una recesión no – oficial y los estadounidenses están preocupados, desde los sin techo hasta la clase media, por su futuro.”

Mientras tanto la Reserva Federal de Estados Unidos, la cual depende del gobierno, inyecta grandes cantidades de dinero para que el sistema bancario no se desplome, ó mas bien para que las bolsas de valores en Wall Street no sufran las consecuencias de sus malas decisiones y no absorvan perdida alguna, esta politica de corte socialista la vienen practicando desde hace mucho tiempo atras.
En el 2007,  $ 17 millones fueron inyectados al sistema bancario, para paliar la crisis de las hipotecas, dicha medida no evitó  que los bancos se apropiaran  de los hogares de miles de personas cuando estos calleron en el estado de morosidad en medio de la crisis económica que se ha generado desde el 2005. Hoy muchos viven dentro de sus carros, otros se van a vivir con sus parientes mas cercanos.

Los peligros que afectan a la población producidos no son asuntos que preocupen al poder económico, poco les interesa reconocer las cifras de las personas que han perdido sus empleos y sus casas en medio del torbellino de la crisis económica producida por su propia avaricia.

Indigente pidiendo ayuda de ex funcionario Abramof ante la crisis económicaEn ningún momento a las grandes corporativas del casino de Wall Street les es causa de infortunio saber que la pobreza en Estados Unidos se incrementa, mientras hay una un torbellino que los sacude, la Reserva Federal de Estados Unidos, siempre los ampara, protege y los apremia con políticas de corte Socialista.

De acuerdo a los datos arrojados en una encuesta anual llevada a cabo por la oficina estadounidense del censo, en el pasado año, uno de cada ocho habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza, el equivalente a 36,500 millones de personas, mientras 47 millones de personas no tienen seguro social, cifra que se incrementó en un 15.8% desde el 2006.

La misma encuesta indica que 12,800 mil niños y jóvenes menores de 10 años viven en condiciones de pobreza, 8,700 millones no tienen acceso a beneficios médicos.

Este es el escenario donde el poder económico tiene su guión en el teatro de la crisis que se está viviendo sin verse afectados ni haber merecido ayuda por administrar irresponsablemente el dinero ajeno, son los protegidos, apadrinados de un gobierno.

Ciudades como Portland, Seatle, Chattanooga, Tennesse, San Diego, columbus, Santa Bárbara, Fresno, son testigos de las nuevas ciudades carpas que dan refugio a miles de personas que llegan a diario en medio de la recesión no oficial que ahora se vive en Estados Unidos.

Los mas vulnerables en medio de esta crisis que deberían ser damnificados, se encuentran hoy viviendo bajo carpas, autos, vans. Buscan salir de la penumbra económica que los agobia, numerosa cantidad poblacional ha comenzado a moverse dentro del territorio estadounidense, creando nuevas cordones de pobreza, al llegar a otras ciudades con la esperanza de encontrar empleo en ciudades que ellos piensan son mucho mas afluentes económicamente. La ciudad de Reno ha sido invadida por una gran cantidad de los sin techo, sin empleo, sin seguro médico creando las llamadas “Ciudades de Carpas” al aire libre que incluyen campamentos donde las personas han levantados sus hogares con trozos de madera; sin que estos hayan recibido ayuda alguna del gobierno estadounidense bajo la administración del partido Republicano.

El gobierno estadounidense bajo la administración del presidente de George Bush, ha admitido no conocer la gravedad de la crisis, resulta complicado para ellos, es mejor hacer un plan, gastar $ 700 billones para rescatar a los que han creado la crisis de gran envergadura y dejar a los vulnerables y damnificados en estado de grave deterioro, total ese es el gran plan filosófico del neo liberalismo con la ley de Caifas: joder al que ya esta jodido; decimar su población; pues el hambre y el frío matan en el medio del fracaso del sistema neoliberal.

Referencias:

1 Codicia y demencia en Wall Street


Tomado del blog de Chichicaste

Tags: USA, Crisis económica, paradojas, neoliberalismo, pobreza, Sin Techo

Comentarios