Jueves, 27 de marzo de 2008
Rana ParadójicaEn El Salvador, en las zonas rurales y semirurales suele creerse que para tratar la elefantiasis es necesario agarrar una rana y sobar su lomo sobre la piel del miembro afectado. Dicen que la rana se seca al transportarse la enfermedad a su cuerpo. Creo que es un mito como muchos de los mitos que existen cuando hay demasiada ignorancia. Pero la siguiente noticia es diferente y se refiere a una rana especial. 

Se trata de la “rana paradójica”, llamada así por que a medida que se desarrolla su tamaño se reduce y el renacuajo es 5 veces más grande que sus padres.

Científicos afirman que un compuesto que se aisla del anfibio, el pseudio-2, podría estimular la liberación de Insulina.

Con una versión sintética del compuesto, dicen los científicos se podrían producir nuevos medicamentos par la diabetes tipo 2.

En los últimos años se han realizado muchas investigaciones sobre la actividad biológica de las moléculas de las secreciones de la piel de anfibios y reptiles.

“Hace tiempo se encontró una sustancia en la saliva de un lagarto, llamada exendina” aseguró la doctora Adela Rovira, vicepresidenta de la Sociedad Española de Diabetes y autora del libro “todo para la diabetes”.

La exendina fue descubierta en la saliva del monstruo de Gila, una especie de lagarto que habita en el suroeste de Estados Unidos y norte de México.

“Con la exendina -agrega la investigadora se desarrolló un compuesto sintético que actúa liberando insulina”. El estudio, presentado durante la conferencia anual de la organización británica Diabetes UK, fue llevado a cabo por investigadores de las universidades de Ulster  y de los Emiratos Arabes Unidos.

Insulina.

La diabetes tipo 2, que a menudo se asocia a la obesidad y el sobre peso, es causada cuando el organismo no logra producir suficiente insulina o cuando no asimila adecuadamente la insulina que produce.
Esto provoca que la persona no pueda regular apropiadamente sus niveles de glucosa en la sangre.
Los investigadores descubrieron que el pseudin-2, que protege a la rana paradójica de las infecciones, lograba estimular la secreción de insulina en células pancreáticas analizadas en el laboratorio. Y lo mas importante, afirman, es que no se produjeron efectos tóxicos en las células tratadas con este proceso.

Tags: Medicina, Rana paradójica, Diabetes

Comentarios