Domingo, 06 de enero de 2008

El gobierno chileno extermina al pueblo mapuche


Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada



Chile es un pa?s cuyos dirigentes pol?ticos se vanaglorian de poseer un orden democr?tico, velando la pr?ctica consentida de torturas y de pol?ticas etnocidas. Lo anterior es consecuencia de estar regidos por la Constituci?n promulgada durante el r?gimen de Pinochet; sin embargo, el mayor s?mbolo de esta contradicci?n, ser dem?crata y practicar el exterminio al pueblo mapuche, se produce por la existencia de otra ley de la dictadura. Se trata de la N1 18.314, conocida popularmente como Ley antiterrorista. En vigor desde el 16 de mayo de 1984, fue ideada por el entonces ministro del Interior de la Junta Militar, Sergio Onofre Jarpa, para dejar sin efecto el habeas corpus y aplicar la doctrina del enemigo interno. Instrumento que permit?a a las fuerzas de seguridad actuar a sus anchas

Se encarcel? y tortur? a miles de ciudadanos con el pretexto de violar la propiedad privada, el territorio y ser enemigo interno de la patria. Tras a?os de lucha, cuando muchos han cre?do superados los tiempos negros de la infamia, el gobierno mandar? aplicar dicha ley contra el pueblo mapuche. Al hacerlo, se sit?a al mismo nivel de quienes la promulgaron y viola todos los principios democr?ticos de igualdad, justicia y dignidad. Se condena al pueblo mapuche al exterminio. Es la soluci?n para acallar la voz reivindicativa de sus dirigentes en estos a?os de enfrentamiento a las pol?ticas de usurpaci?n.

Aplicar la Ley antiterrorista es parte de la soluci?n final. Conlleva imputar a dirigentes mapuches su participaci?n en actividades contra la seguridad del Estado y la propiedad privada. En la actualidad m?s de medio millar est? en prisi?n por dicha ley. Para evitar ser descubiertos, esta es la estrategia elaborada por el Estado chileno para provocar el etnocidio y garantizar su ejecuci?n:

1) La mordaza comunicativa. Censura y control de los medios de comunicaci?n. Nada debe conocerse sobre dicha actividad. La prensa privada tambi?n participa; 2) La oposici?n es c?mplice con la pol?tica del gobierno; 3) Los terratenientes campan por sus fueros y no dudan en utilizar la fuerza paramilitar a sabiendas que las fuerzas de seguridad dejar?n hacer; 4) El colonialismo interno es el mecanismo de explotaci?n vigente de los pueblos mapuches e ind?genas en Chile, y 5) Las trasnacionales esperan beneficiarse del etnocidio y alzarse como las m?ximas propietarias de las riquezas hidr?ulicas. La espa?ola Endesa ya lo hizo en 1999 con la presa Ralco, al quedarse con los territorios del pueblo pehuenche y causar la desaparici?n del patrimonio cultural del mismo. As?, todos son parte de un fest?n propio de la globalizaci?n neoliberal no apto para dem?cratas.

La lucha fue dura. Ralco, un punto de inflexi?n. Ahora se pasa al ataque final. En diciembre de 2001 se acusa de un incendio intencionado de pinos, propiedad de Forestal Mininco, a l?deres de la coordinadora Arauco Malleco y comuneros mapuches. Se les aplicar? la Ley antiterrorista, entre otros a H?ctor Llaitul, Juan Marileo Saravia, Jaime Marileo Saravia, Juan Carlos Huenulao Lielmil, Patricia Troncoso y Jos? Henchunao.

Esta estrategia pueril es la forma de mostrar al pueblo mapuche el descontento por su correosa defensa de los derechos territoriales. No deben levantar la cabeza frente al hombre blanco. Y si lo hacen, sufrir las consecuencias. El gobierno aplica la Ley antiterrorista como montaje del Estado. Posteriormente simula un juicio donde los testigos de la acusaci?n salen encapuchados, sin rostro, sin nombre real. Donde comuneros mapuches inculpan a sus compa?eros tras torturas, amenazas de muerte a sus familias y el allanamiento de sus domicilios. Y cuando superan el miedo y cuentan la verdad de los hechos, el juicio es suspendido sine die por orden del Estado, pero no se paralizan las sentencias.

Tras siete a?os y ante la ignominia, en octubre de 2007 iniciaron una huelga de hambre. Hoy, en 2008, Patricia Troncoso va a cumplir 80 d?as sin alimentos. Est? a punto de morir. El resto de los inculpados desisten esperando una rectificaci?n por parte del gobierno. Su pliego de peticiones es simple: libertad a presos pol?ticos mapuches, desmilitarizaci?n de la zona en conflicto y fin de los allanamientos policiales. La mediaci?n del obispo de Temuco parece no ser suficiente. Patricia ha perdido 22 kilos. Su carta a Bachelet es descarnada, aqu? algunos p?rrafos: ?Yo quiero preguntarle(...) Usted que fue prisionera pol?tica, que fue torturada, siente hoy el placer de torturarnos a nosotros. ?Qu? siente usted se?ora presidenta?(...) ?Qu? l?stima que usted se haya olvidado de todo lo que significa la prisi?n pol?tica y la muerte de tantos seres! Usted, con la actitud soberbia de su gobierno, de sus representantes, hoy en d?a nos torturan conden?ndonos a una muerte silenciosa?.

El informe del relator especial de las Naciones Unidas y las libertades fundamentales de los Ind?genas, Rodolfo Stavenhagen, a dos a?os del caso, en 2003, recomend? al gobierno de Chile no criminalizar y penalizar las leg?timas actividades de protesta social de las comunidades ind?genas, la no aplicaci?n de la Ley antiterrorista, la revisi?n del caso de los lonkos procesados, la reforma del proceso penal de testigos sin rostro, no aplicar el concepto de amenaza terrorista o asociaci?n delictuosa para hechos relacionados con la lucha por la tierra o reclamos leg?timos de los pueblos ind?genas. Asimismo, mostr?, en nombre del comit?, la preocupaci?n por aplicar dos leyes: la antiterrorista y la de Seguridad del Estado en las tierras ancestrales mapuches. Sin embargo, sus recomendaciones han quedado sin efecto. El plan del gobierno de la Concertaci?n y la oposici?n sigue siendo el exterminio mapuche. Para este objetivo, Chile desconoce tratados internacionales, no cumple convenios ni respeta acuerdos. Esperemos que el Estado chileno no consume su crimen de lesa humanidad contra el pueblo mapuche. Si lo hacen, los actuales dirigentes pol?ticos pasar?n a la historia como etnocidas.


Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=61437

Tags: Gobierno de Chile, Bachelet, mapuche, etnocidio, Sergio Onofre, Pinochet, Ley antiterrorista

Comentarios
Publicado por Despistado
Mi?rcoles, 20 de febrero de 2008 | 5:56
el gobierno chileno as? como tambien el gobierno peruano aplican genocidios contra poblaciones de nacionalidades minoritarias acusandolos de terrorismo cuando luchan contra los abusos del estado y de las empresas transnacionales.gracias por su informe de chile , que nos permite solidaridad con todos los pueblos excluidos y olvidados de am?rica. HOY EN PER? el gobierno fascita de ALAN GARCIA ha asesinado a cinco campesinos de la nacionalidad quechua ATRAVES DE SUS FUERZAS POLICIALES. los campesinos andinos estan en lucha contra la privatizaci?n del agua, la baja de los fertilizantes y otros
Publicado por Felipe Chile
Lunes, 15 de diciembre de 2008 | 4:38
Que lastima que no se solucione este etnocidio, que verguenza por mi pais, nuestra identidad son nuestros ancestros nuestros pueblos indigenas y la estamos perdiendo
Publicado por Felipe Chile
Lunes, 15 de diciembre de 2008 | 4:39
Que lastima que no se solucione este etnocidio! que verguenza por mi pais, nuestra identidad son nuestros ancestros nuestros pueblos indigenas y la estamos perdiendo... No me cabe duda que hay un poder superior comandado por la oposicion para que Bachelet deje sin efecto estas leyes absurdas cradas en dictadura.
Publicado por xvdgfbxbnc
Viernes, 06 de marzo de 2009 | 23:35
seviene la revolusion 29 de marzo amatar paco kuliao portodos los MAPUCHES MUERTOS mas ensima son todos coruptos por jonni cariqeo matias catrileo alex lemur su muerte nofue envano Ardiendo
Publicado por Despistado
Lunes, 02 de diciembre de 2013 | 2:12

¡¡Mmm bastante absurdo este artículo!! Vivo en el sur de Chile en la Araucanía. Tengo detrás de mi casa un hogar exclusivo para estudiantes mapuche de enseñanza media y universitarios. Es una trementa construcción que la remodelan todos los años. Algunas noches pasan la noche entera desarrollando sus sonoras ceremonias. Tengo que ir a otra pieza para poder dormir. A pesar de que, frecuentemente, mis vecinos hacen grandes protestas, queman neumáticos, etc. Nadie nunca los ha sacado de en medio de nuestro barrio. Aquí en Chile, los estudiantes mapuche tienen becas de estudios y privilegios que ningún blanco, aunque sea pobre, tiene. Trabajo en el rubro agrícola y he trabajado en decenas de proyectos agrícolas con comunidades mapuche, hay muchas, muy esforzadas que se dedican a trabajar y a desarrollarse. La mayoría de estos movimientos políticos pseudo-étnicos tienen como único objetivo desestabilizar el país. Averiguar bien la realidad local antes de escribir sobre otro país. JM.