Lunes, 13 de agosto de 2007

Imagen

Espa?a: El absolutismo period?stico
Jaime Richart
Argenpress


Cada vez siento m?s repulsi?n hacia la clase period?stica. En realidad la siento hacia todos los colectivos profesionales cuyos miembros m?s activos y menos inteligentes suelen refugiarse en la impersonalidad de su asociaci?n; asociaciones inventadas precisamente para amparar a tanto pusil?nime. Si no es por esto, ?para qu? existen?

Pero hay unos colectivos m?s odiosos que otros. No es lo mismo una Iglesia, una secta, un club, un partido pol?tico o una agrupaci?n de profesionales de pretendida dignidad pero prescindibles, que una corporaci?n de los que se consideran a s? mismos indispensables y adem?s indiscutibles. A esta clase de asociaciones pertenecen el periodismo y los periodistas.

En efecto, en la sociedad podemos prescindir del m?dico, del abogado y del cura pero no podemos prescindir del periodismo y de los periodistas. Est?n metidos en todo, todo lo fiscalizan; en todo, menos en lo que debieran. Nunca los grandes pufos, los desfalcos, los abusos de empresas, incluidas las medi?ticas y sus agencias con sus empleados, los excesos de las polic?as y de otras instituciones son denunciados por los periodistas. Los periodistas se limitan a exprimir los esc?ndalos puestos en marcha por venganzas o escr?pulos tard?os de los particulares. Si fuera de otro modo, hace muchos a?os que los gigantescos abusos urban?sticos en las costas espa?olas, por ejemplo, habr?an pasado profusamente a las primeras p?ginas de los peri?dicos y de los informativos televisivos. Pues quince a?os hace que se presentaron las primeras denuncias en Marbella sin que ni peri?dicos ni televisiones les diesen la m?s m?nima importancia; siendo tan estruendosos los atropellos, los destrozos y las fechor?as en aquel municipio como luego se ha puesto de manifiesto...

Hablan constantemente los periodistas, entre ufanos y engre?dos de su funci?n como contrapoder del poder leg?timamente constituido. Y al t?pico ya insufrible recurre una vez m?s el secretario general de Uteca, entidad que agrupa a las televisiones privadas. Lo hace en esta ocasi?n para responder a Rosa Reg?s, directora de la Biblioteca Nacional, quien ha hecho cr?tica justa de los excesos y tendenciosidad de los medios, posicionados sin excepciones del lado de la oposici?n.

Esto, lo que dice Rosa Reg?s, debiera haber sido destacado por la propia prensa si fuera alguien en ella minimamente objetiva. Pero no lo ha hecho ni lo hace. En este pa?s ni una sola voz autorizada de autocr?tica se puede escuchar acerca de las desmesuras del pretendido contrapoder que acaba siendo el primero. Desmesuras en las que adem?s incurre con inviolabilidad e irresponsabilidad de hecho, pues s?lo de vez en cuando alg?n juez despistado da un tir?n de orejas con una irrisoria multa a alg?n medio que se r?e de ello...

La autocensura que ejercen los medios es pr?cticamente nula. Ese 'deber' de informar al p?blico que -dicen- lo pide, se ci?e apenas sin barreras a las andanzas y privacidad de personas y personajes p?blicos que o se resisten in?tilmente a su propuesta proxeneta o acaban prostituidos por ellos.

Los medios y los periodistas, al menos en Espa?a, no tienen freno ni lo quieren tener. Es tal su soberbia, su influencia y su dominio, que ni ellos mismos saben qu? hacer con su poder. Actualmente la sociedad en su conjunto depende mucho m?s de ellos y de su penetraci?n en conciencias y mentalidades que la que ejerc?a el clero durante la dictadura franquista.

El poder medi?tico, televisual o impreso es mucho m?s que un Parlamento, que un gobierno y que el poder judicial. Y ellos, medios y periodistas, lo saben y lo explotan. Por eso, por la animadversi?n que genera todo abuso de poder de cualquier clase, se hace tan odioso el periodismo y tan repulsivos sus profesionales. Ya es hora de que en Espa?a se tomen medidas en?rgicas para poner bridas a los periodistas, habida cuenta que no son capaces de poner puertas a su propio campo.

10/08/2007
-

Tags: absolutismo, periodismo, mass media, periodismo español, información, noticiero, noticias

Comentarios
Publicado por Despistado
Mi?rcoles, 15 de agosto de 2007 | 13:49
Yo, como jugador de rol desde hace muchos a?os (suficientes como para haber visto todas las pu?aladas por la cara que nos han metido la prensa espa?ola), no puedo sino estar completamente de acuerdo con este art?culo. Es m?s, se queda corto (supongo que por falta de espacio y querer condensar la esencia de lo que se quer?a decir).
Publicado por hiuuugguy
Lunes, 05 de noviembre de 2007 | 0:37
hkygkvnokjncmskcsvnovmv novvosknkvkvnvkbn