Mi?rcoles, 02 de mayo de 2007

Imagen


Hoy les ofrecemos la carta escrita desde la Asociaci?n Cultural "Candela" en apoyo a la Parroquia de San Carlos Borromeo, cuyo cierre fue anunciado a principios de abril (ver art?culo relacionado con el cierre aqu?: Parroquia de San Carlos Borromeo: Resistencia ante el cierre anunciado).


La hostia del obispo.


El Papa ?Benito?, en el d?a m?s jubiloso de la cristiandad y en su mensaje Urbi et
Orbe lament? desde Roma y desde su balc?n la prolongada matanza en Irak y el
caos en Afganist?n mientras que denunciaba la violencia en nombre de la religi?n.
Y tambi?n dijo en el mensaje de Pascua que el sufrimiento en todo el mundo pone
a prueba la fe.
El papa ?Benito? nunca profundiza en las causas de ese doloroso sufrimiento que
tanto atormenta a las personas de buena fe. La ?buena fe? es un aserto tan
generalizable y utilitario que no soporta bien el sufrimiento de cerca, el que salpica,
el que compromete. El lenguaje del papa Benito es tan general, tan global, tan
despegado y tan correcto que puedes escucharle durante horas sin que nada
cambie, sin que se mueva un solo m?sculo de an?lisis socio pol?tico. Lo hace muy
bien, pero que muy bien. El poder papal, como casi todos los poderes
unipersonales y autocr?ticos necesitan controlarlo todo, y es por eso que se debe
aprender desde pronto, desde la trepa inicial, el lenguaje generalista y despegado
de la realidad, que les har? ?tiles al sistema al que sirven. Es por ello que
necesitan institucionalizar la solidaridad controlada, no vaya a ser que quienes se
crean la resurrecci?n del Cristo y la historia comprometida del Jes?s de la paz y la
espada, vayan a sacar a pasear la revoluci?n necesaria que a?n nos espera.
En Entrev?as, en San Carlos Borromeo, se come en el altar celebrante del trabajo
obrero del hombre y de la mujer de Entrev?as, el pan sagrado que fabrican las
madres acostumbradas a tanto dolor provocado, acostumbradas a hacer un pan
reparador que sostienen en el horno caliente de la solidaridad boca a boca. Un pan
que a veces sabe a rosquilla, el dulce sabor de una mano amiga, tendida a quienes
nadie sec? el sudor de un trabajo cansado, mal pagado y agotador. Esa rosquilla
les quema la fe a los obispos, pero esa rosca es el arma cargada de futuro que
sostiene la esperanza de un mundo mejor. Esas madres la sostienen de pie,
erguidas, ante la hostia arrodillada, amarga y sin sabor que un obispo ajeno les ha
soltado.

P.D. Una nota aclaratoria. Lo del papa Benito no pretende ser un mote ofensivo.
Una vez, mi hija Alba, al verle en la tele le llam? as?. El otro d?a ella me regal? un
dibujo de una ni?a que miraba llorosa la pierna dolorida de su pap?: ?pap?, te
quiero, espero que te recuperes pronto de la pierna? ?achuchada de un tir?n que
me recuerda que me hago ya mayor-. ?Verdad que a?n nos queda la esperanza?


De Gonzalo Romero. Asociaci?n Cultural ?Candela?.



Fuente original: Pincha aqu? para ver la carta original en formato pdf

M?s informaci?n: sancarlosborromeo.org




Imagen


Para finalizar, quiero a?adir que el equipo de "REVOLUCION_CHE" se solidariza con la causa social, justa y admirablemente emprendida desde hace muchos a?os por los sacerdotes y feligreses colaboradores de la Parroquia de San Carlos Borromeo y nos oponemos rotundamente al cierre de la iglesia por considerar que son los mismos que emprendieron tan humanitaria tarea, sin ?nimo de lucro y con plena entrega, los que deben tomar la decisi?n de continuar o no en ella y de hacerlo bajo la supervisi?n de una ONG o bajo administraci?n propia.

Saludos.

Tags: San Carlos Borromeo, parroquia, Arzobispado de Madrid, Gonzalo Romero, Asociación Candela, sacerdotes, feligreses

Comentarios