Martes, 13 de marzo de 2007
Imagen

"Un pueblo que olvida su historia est? condenado a repetirla"



?De Madrid al cielo?


Parece que fue ayer cuando cientos de viandantes apresurados se encaminaban a sus trabajos, universidades o cualquier otro destino por las ajetreadas calles de Madrid a tempranas horas de la ma?ana: las 7:30.
Trabajadores, j?venes, trotamundos... humildad, sencillez, ilusi?n... vida en definitiva, marchaban a?n dormidos pero apresurados por el estresante motor que mueve la Capital. Eran las 7:37, cuando un fuerte estruendo les despert? de su letargo rutinario dentro de los vagones del tren que les llevar?an a su destino, que esta vez no ser?a el mismo que el de cada d?a. Sucedi? en la ?Estaci?n de Atocha?. Ca?an las primeras v?ctimas, el desprecio golpeaba a los primeros inocentes de una cadena de explosiones que se cebar?an con el pueblo llano, obrero y universitario aqu?l fat?dico amanecer de ceniza. Los heridos corr?an de un lado a otro por los vagones del tren entre m?s heridos y cad?veres, encogidos sus corazones por lamentos, desesperaci?n e impotencia. Poco pod?an hacer para apaciguar la situaci?n de caos y para socorrer a los m?s necesitados, pues unos segundos m?s tarde explosionaban otros dos artefactos en distintos vagones. Seguidamente, continu? la serie de estruendos haciendo eco en la inmensidad de Madrid, clamando al cielo ahora desde las estaciones de ?El Pozo? y ?Santa Eugenia?. El desenlace lleg? con 192 muertos y m?s de 1.500 heridos.

Esta es la triste cr?nica de aqu?l doloroso 11 de marzo de 2004 en el que todos los espa?oles despertamos sobrecogidos por la noticia y ahogados en el horror y la sinraz?n. Fueron, sin duda, el caf? m?s amargo y la tostada m?s fr?a y dura que jam?s hayamos engullido en el desayuno m?s ins?pido de nuestro despertar.
Brillo en los ojos, humedad que aflora del recuerdo y que asoma desde lo m?s profundo del alma, as? nos sentiremos cada 11 de marzo, tal y como lo hici?ramos en el 2004 e igualmente indignados. No debe quedar la cosa en puro dolor y resentimiento, debe servir para ver m?s all?, para arremeter contra todo tipo de desorden y desestabilizaci?n de nuestra paz, contra todo tipo de fanatismo demencial, ya sea religioso, pol?tico o de cualquier otra naturaleza. Es lo que esperan de la sociedad espa?ola los heridos de aquella masacre, los que perdieron a sus seres queridos y los que se fueron a destiempo. Ya no vale compadecerse sino actuar.
No basta con no olvidar si no nos sirve de revulsivo para mejorar d?a a d?a y hacer de ?ste mundo un mundo m?s justo y solidario. Debemos tomar conciencia y denunciar todo aquello que hace mal a un pa?s, sea cual sea su situaci?n geogr?fica. Tampoco debe servir como pretexto para encender la llama del odio y la xenofobia.
Todos aquellos que padecieron este atentado contra la vida y la libertad del pueblo humilde, v?ctimas y colaboradores desinteresados, representan el dolor de una naci?n y reivindican un cambio radical en la sociedad y los sistemas de gobierno. Por todo ello, por todos ellos y por nosotros debemos concienciarnos de la importancia de un mundo m?s justo para todos. Sirva de ejemplo al resto del planeta.

Nada podr?n hacer las bombas donde sobre coraz?n.
De Madrid al cielo. Luchemos por que la historia no se repita jam?s.




Kike S?nchez, a 11 de marzo de 2005 (revisado a 13 de marzo de 2007).





Hace un a?o nos preguntamos "por qu?", ?sta es mi respuesta pero no la que seguimos buscando.


?Por qu??


Rasgando el alba de ceniza y espanto
asoma el desprecio en rojo pintado;
redoblan los cielos entre gris y llanto,
arrecia en las calles el dolor ahogado.

Lejos del and?n, de la estaci?n del amparo,
ilusiones escapan por renglones quebrados;
lejos el ?por qu? y un futuro robado
por el despecho cobarde de rencores pasados.

Vidas de cobre como moneda de cambio
para la arrogancia latente del poder enmascarado;
figuras de cristal en un mundo asfaltado
hacen de su rutina un deambular peligroso y amargo.

Pajaritas de papel arden en la hoguera del desamparo,
crespones de impotencia claman amordazados,
bast?n sobre bast?n golpea el rosal sin reparo
y en amanecer de cieno se lamentan ideales mutilados.

??Jaque al pe?n!!, larga vida al rey en su trono sentado,
partida en tablas y se reinicia el juego macabro;
??jaque al pe?n!!, vida in?til y destino marcado,
principio y final de un juego de vanidad y enga?o.

?Que verg?enza marchar vestido
de terciopelo tupido y engalanado!
?que verg?enza traficar con ilusiones,
de robar la palabra de un pueblo alzado!





?Dedicado, sin m?s, a aquellos que padecieron el golpe irracional del odio y la prepotencia de malos poderosos y buenos corruptos en aqu?l fat?dico 11 de marzo del 2004. En nuestra memoria queda, s?rvanos para avanzar en el camino de la fraternidad y no para quedar atascados en el tortuoso deambular del rencor y la violencia.
Un solo deseo para y con los pueblos del mundo: PAZ.?


Enrique S?nchez Rodr?guez, a 15 de marzo de 2004.

Tags: Madrid, atentados, islámico, terrorismo, terrorista, tren, bombas

Comentarios
Publicado por Patry
Martes, 13 de marzo de 2007 | 23:25
Muy bueno el articulo... no recordaba tanta pena y tanta angustia por algo que habia pasado, pero es la realidad, paso y me parece mentira que hayan pasado ya 3 a?os, como pasa el tiempo!! Yo, como otros miles de personas que vimos las noticias, yo personalmente no me lo crei, me parecia todo mentira, un sue?o... vaya masacre que hiciceron los muy hijos de perra, esperemos que no ocurra nada parecido nunca mas, porque nadie se merece lo que paso aque dia... Bueno esperemos que todo siga bien y a condenar a todos los hijos de perra!!

Muchos saludos para todos los del blog Chica