Lunes, 05 de marzo de 2007
Cambiemos los centros de cultura por iglesias


Imagen


Hoy, 5 de marzo, a las 08:00 de la ma?ana, un grupo de trabajadores con la cara tapada y obrando para una empresa de oculta identidad, cumpl?a las ?rdenes de demolici?n, por sorpresa, del centro cultural del edificio centenario "Ungdomshuset", en Copenhague.

Sindicatos daneses de trabajadores hab?an recomendado a todas las empresas que se negaran a realizar semejante trabajo sin el apoyo popular y ante esa extrema vigilancia policial que denotaba el desacuerdo de la mayor?a de los ciudadanos.

Por otro lado, la secta cristiana que ha comprado el terreno y que se hace llamar "Faderhuset" o "Casa del Padre", hab?a convocado una rueda de prensa hoy para explicar p?blicamente su manera de proceder en estos d?as con el derribo. Todo fue una t?ctica de actuaci?n sorpresiva y sucia que cerraba la posibilidad del di?logo y de la supervivencia de un edificio hist?rico como el Ungdomshuset.

L?stima de gobierno democr?tico que permiti? vender al Ayuntamiento en el 2.000 este edificio del Pueblo para tales fines sectarios dentro de una Europa moderna que se supone que avanza culturalmente.

Tal vez apostar por una casa como ?sta que daba a la juventud un interesante enriquecimiento debiera ser, en plena democracia, una tarea por la que pelear desde el gobierno y no desde las calles como, lamentablemente, tuvieron que hacer los j?venes contra las fuerzas represoras del Estado que a golpes intentaron imponer la ley del m?s fuerte, en este caso EL DINERO.

"Desde la primera vez que 'Faderhuset' habl? del derribo de esta casa de m?s de cien a?os hemos propuesto una y otra vez a los pol?ticos que les ofrecieran otro terreno y se protegiera la historia. Los pol?ticos han elegido conscientemente ignorar la oferta" , se?alaron en un comunicado los "okupas".


Imagen


El asunto ha dejado, como resultado de los enfrentamientos entre Fuerzas del Estado y partidarios del centro cultural, aproximadamente 650 detenidos, m?s de una cuarta parte de ellos extranjeros (alemanes, suecos y noruegos principalmente), y unos 220 ya est?n en prisi?n preventiva.

Una vez m?s gan? la usura, gan? el m?s fuerte, gan? el dinero ante el sentido com?n y la presi?n popular.

Tags: iglesia, secta, Dinamarca, Copenhague, okupas, cultura, policía

Comentarios
Publicado por andreperu22
Mi?rcoles, 07 de marzo de 2007 | 3:55
El edificio ya demolido fue la sede hist?rica del movimiento obrero dan?s durante los siglos XIX y XX.
En 1910 fue el escenario de la Conferencia Socialista Internacional de Mujeres, en la cual se proclam? el 8 de marzo como D?a Internacional de la Mujer, y fue tambi?n el lugar en el que Lenin se dirigi? a los trabajadores daneses por primera vez.
Durante la II Guerra Mundial fue una de las bases clandestinas de la resistencia contra el nazismo: a 50 metros de ella se organiz? la primera barricada de la guerrilla danesa.
En los a?os 50 la casa fue usada por sindicatos y asociaciones del movimiento obrero para diversas actividades, tambi?n culturales.

Tanta historia derrumbada para construir la nueva sede de una secta, ?Esto es civilizaci?n?, S?, LO ES. As? como lo fue tambi?n las cruzadas y otras barbaries tan occidentales... ??Indignaci?n e impotencia, y solidaridad con el pueblo dan?s!!

Enzo Velazco H.
Publicado por andreperu22
Mi?rcoles, 07 de marzo de 2007 | 4:12
La Casa de la Juventud fue un centro cultural, musical y pol?tico de gran importancia, en el que conflu?an todas las tendencias alternativas, desde el movimiento aut?nomo hasta un gran n?mero de activistas del Frente Juvenil Socialista (SUF), juventudes de la Alianza Roja y Verde. No en vano en una de sus salas ondeaba la bandera republicana espa?ola, en recuerdo de los 800 Brigadistas Internacionales daneses que participaron en la primera contienda contra el fascismo, los cuales pudieron gracias a la experiencia militar acumulada en Espa?a organizar la resistencia antinazi en Dinamarca, pa?s donde los soldados desfilaban en bicicleta.

Este crimen contra el pueblo dan?s no es m?s que una parte del plan neoliberal que se viene aplicando en todos los pa?ses en los que el brutal sistema no encuentre una resistencia que defienda los intereses del pueblo.

Enzo Velazco H.
Lima, Per?